-   -   
Portada
  Te encuentras en: muyDivertido > LosChistes > Chiste seleccionado


Opciones
  Chistes NUEVOS
  Los mejores chistes
  Chistes CORTOS
  Chiste al azar
  Pásala (bromas)
  Diccionario humorístico
  Colabora
BuscaChistes
Clasificación:

Ordenado por:

Categoría:
Palabras clave:



Siguenos en Twitter

Chiste: Justicia



[Cat.: Feministas ] [Clasif: a] [ Calif.: 3.9]

En un matrimonio, el hombre se quejaba ante su mujer de cómo Dios debería ser más equitativo en los roles adjudicados a la pareja.

"¡Dios mío, ten compasión de mí, mira cómo trabajo tanto, en cambio mi mujer tan tranquila en la casa! Yo daría cualquier cosa para que hicieras un milagro y convirtieras a mi mujer en mí y yo en mi mujer, para que ella aprenda como es la vida de un hombre.

El Creador, en su infinita misericordia, le concedió el milagro. El primer día en la mañana corre a levantar los muchachos para que se alisten, a la vez que en la cocina estaba preparando el desayuno para todos, con el que preparó las loncheras, no sin antes haber colocado una ropa en la lavadora y sacar de la nevera lo del almuerzo. Por un lado, terminó esta tarea y se subió en el carro a llevarlos al colegio; de regreso pasó a surtir de gasolina al carro e ir al banco a cambiarle un cheque al marido.

Al salir de allá pudo notar que las horas habían transcurrido a velocidad luz, por lo que corrió velozmente de nuevo a recoger los hijos al colegio; con la misma llegó a la casa para preparar el almuerzo, apurada, para cuando llegaran todos no encontraran retraso en el mismo. Después de éste, tuvo que lavar los platos y tender la ropa antes de ir a pagar la luz, el agua y el teléfono donde había unas enormes colas a morir, lo que le hizo regresar a las 6:30. Quiso relajarse un poco viendo TV, pero había que preparar la cena y planchar una ropita que estaba pendiente y ayudar a los muchachos con la tarea de la escuela.

Por fin, llegó la hora del descanso y a dormir, cosa que no pudo lograr tan rápidamente por que allí estaba el marido esperándola para que cumpliera también con sus deberes de mujer en la cama. Al día siguiente volvió a clamar a Dios:

"¡Señor mío, realmente esto es agotador, te ruego me devuelvas a mi condición normal, por favor!"

Amorosamente se escucha una voz celestial:

"Claro que sí, hijo mío, pero tendrás que esperar nueve meses porque anoche quedaste embarazado".

- Colaboración de: Ester - Pais: Estados Unidos 


(3.9 estrellas, 243 votos)
 

Un chiste al azar
   Contenido relacionado:
Más chistes de Feministas
CHISTES CORTOS de Feministas
Más chistes enviados por estadounidenses - Pais: Estados Unidos 
Más chistes clasificación a (blancos / para niños)
 
 
 
     

 
© muyDivertido.com 2002-2014 | | | Mapa del Sitio